Fuente La lancha

Entre la leyenda y la soledad

Población: 444 habitantes

Gentilicio: Lanchegos

Este pequeño pueblo es posada de la inquieta Virgen de Guía en cuyo honor celebra en primavera una gran romería llena de costumbres y tradiciones, donde se puede degustar el vino de pitarra fabricado artesanalmente así como las morcillas lanchegas.

La iglesia de Santa Catalina es el templo principal, pequeño pero de bella hechura, enclavada en la plaza del mismo nombre. La leyenda nos cuenta que el famoso bandolero Juan Palomo tenía su guarida en una casa que aún se conserva. Resulta especialmente agradable y reconfortante pasear por sus calles de blancas casitas así como por el paraje natural de “El Charcolino”.

La fuerte explosión demográfica sufrida por los Pedroches durante el siglo XV dio origen al nacimientos de este pueblo vinculado desde aquel momento al condado de Belalcázar, y por tanto, con una historia común a los municipios de este señorío.

Fuente La Lancha fue aldea de Hinojosa hasta 1.820 momento en el que consiguió su título de villa. El origen del topónimo “lancha” puede proceder del nombre dado a las piedras de granito de forma plana que afloran a la superficie. La escasa dimensión de su término ha provocado que su población haya sido siempre muy limitada.

Las blancas fachadas de las casas de este pueblo contrastan con el granito de jambas y dinteles, lo que proporciona a las calles de esta villa una impronta muy característica.